Imprimir

 

Síndrome De Despoblamiento De Colmenas

Orlando Valega
De Apícola Don Guillermo
Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Ninguna duda que el despoblamiento de las colmenas es consecuencia de un cóctel de causales , todas producidas de manera directa o indirecta por el hombre “hommo destructor” (hommo brutus). Y que la solución al problema de despoblamiento pasa por un manejo mas amigable con la naturaleza de la apicultura, pero también de la agricultura, silvicultura, ganadería etc,. Cuanto mas nos alejamos de los manejos naturales mas rápido se rompe el delicado equilibrio que reina entre las especies en la naturaleza. Como apicultores tenemos la ventaja de que la abeja sobrevivió por millones de años y se adapto a todos los desajustes del hommo destructor (hommo brutus). Lo llamativo es que todavía no logramos aniquilar a la especie Apis Mellifera a pesar de todo el esfuerzo que hacemos para lograrlo . Lo grande es la admirable resistencia al maltrato que tiene la abeja y por eso la admiro y me alienta a seguir pregonando un manejo que se aproxime a la interacción que hay en forma natural entre la abeja y el medio.

Diría que contribuyen al despoblamiento de las colmenas lo siguiente:

  1. Los manejos antinaturales lograron el avance de las enfermedades, que se hicieron resistentes por el uso indiscriminado de los fármacos.

  2. La disminución de los ambientes naturales, el incremento urbano, los monocultivos, cultivos de especies no atractivas para la abeja, son causantes de disminución de la aptitud de los ambientes para la apicultura.

  3. El uso indiscriminado de los fitosanitarios diezmó las colmenas. Ej: neurotóxicos imidacloprid y fipronil (Confidor, Gaucho, Regente).

  4. Los herbicidas que no dejan ni los yuyos melíferos de las cabeceras de las chacras ni de las banquinas de las rutas.

  5. El Monocultivo que obliga a la abeja a consumir el polen de una sola especie, en la mayoría de los casos insuficiente en algún nutriente.
    ”El tejido linfático produce encimas y péptidos que se encargan de la defensa del organismo atacando las bacterias, virus, y todo cuerpo extraño que intente introducirse en las células de la abeja.
    Las royalisinas y las jelleínas están en la jalea real, y actúan específicamente inhibiendo la multiplicación d la bacteria de la loque americana, Paenibacillus larvae.
    Para que se produzcan estas enzimas y péptidos es necesario que el organismo tenga una buena nutrición y en ese sentido son los aminoácidos presentes en las proteínas que consume la abeja las responsables de que este proceso sea eficiente. Las proteínas y aminoácidos la abeja lo consigue del polen de las flores que colecta y puede suceder que este, al ser de una sola especie, no contenga alguno de los aminoácidos esenciales que requiere una adecuada nutrición y por ende la formación de estas enzimas y péptidos tan importante en la defensa de la abeja Mas triste es aún la situación todavía si es insuficiente el consumo de proteínas en la colonia por que se ven comprometidas todas las funciones vitales de la misma.”(1)

  6. El avance entre comillas de la selección genética que obtiene mucha especialización pero poca diversidad genética haciendo menos rustica a la abeja y susceptible a toda contingencia.

  7. Manejos de la colmena a contramano de las necesidades de la abeja y de los estímulos de la naturaleza;
        a)    Como el hecho de retirar toda la miel dejando sin reservas a las abejas estresadas y desprotegidas.
        b)    Estímulo de la postura en momentos en que la naturaleza indica a la abeja el inicio del periodo de receso.
        c)    O en momentos en que todavía no hay suficiente aporte natural obligando a las abejas a un trabajo extra que la estresa y debilita. O se ve obligada a calentar un nido mas grande de lo que puede.
        d)    Alimentar las colmenas con sustitutos de polen “Carentes de la flora microbiana del polen amasado por las abejas que les provee de la flora intestinal imprescindible para su protección contra las enfermedades”.
        e)    Reproducción exagerada de colmenas y con métodos antinaturales (Se reniega de la enjambrazón siendo que es el método natural de reproducción.
        f)    Alimentación Calórica artificial muy líquida que humedece en exceso la cámara de cría haciendo el medio propicio a contraer enfermedades como nosemosis.

  8. Reproducción exagerada de colmenas y con métodos antinaturales (Se reniega de la enjambrazón siendo que es el método natural de reproducción).

  9. Reproducción de colmenas fuera de la estación óptima logrando reinas mal fecundadas.

  10. Inadecuado manejo genético de la colmena produciendo cruces consanguíneos.

  11. Colocar mas colmenas de lo que tolera el medio en que fueron ubicadas.

  12. Apiarios con muchas Colmenas juntas susceptibles a trasmitir las enfermedades.

  13. Manejos estresantes de la colmena como ser:
        a)    Poca ventilación y aireación de la colmena acompañada de intenso calor
        b)    Poca ventilación y aireación del nido acompañado de frío y alta humedad
        c)    Alto ingreso de néctar acompañado de: Intenso Calor, Alta humedad atmosférica, Mala ventilación y aireación de la colmena y falta de espacio para colocar y procesar el néctar
        d)    Pocas nodrizas en el nido para tanta cría
        e)    Prolongado trabajo de mantener la organización del nido y de los panales después de excesivas y continuas revisiones.
        f)    Falta de agua con altas temperaturas
        g)    Falta de reservas de alimentos calóricos
        h)    Deficiente alimentación proteica
        i)    Colmenas mal diseñadas y mal ubicadas:
                 I)    Ubicación de la colmena fuera de las zonas geopáticas;
                II)    Incorrecta orientación de los panales fuera del N-S;
               III)    Inadecuada posición de los panales según Housel;
               IV)    Celdillas muy grandes en la cera estampada;
                V)    Mucho o poco espacio entre panales de cría.

  14. El cambio climático y el aumento de la temperatura alteró el régimen de lluvias apareciendo regiones con grandes lluvias y otras con una sequía atroz. (Todas situaciones estresantes para las colmenas lo que repercute directamente en su salud).

Podría seguir con la lista hasta el cansancio pero lo que realmente importa es que deberíamos comprender a la madre naturaleza primero y después dedicarnos a producir, con la consigna de que todo lo que hagamos esté en concordancia con los principios que la rigen.

“Siempre pensé que deberíamos respetar las reglas que nos impone la naturaleza. Que el hombre en su afán por superarse casi siempre quiere imitar a Dios, en cierta forma se siente un poco Dios; Creador, inventor, transformador, dueño de la vida, patrón del universo. Pero en su afán por sentirse un poco Dios, se olvida que las cosas en la naturaleza no están hechas por azar, que cada especie ocupa su lugar en la rueda de la vida, que cada vida tiene un rol a desempeñar y para poder cumplir con ese rol, necesita que se respete su forma de vida adaptada al medio por millones de años, en el caso que nos ocupa, la vida de la colonia de abejas.

¿Cuán lejos estamos con nuestros manejos de las colmenas de la forma natural de criar que tiene la naturaleza? ¿Por qué no respetar la evolución natural que en millones de años seleccionó colonias adaptadas al medio, capaces de defenderse solas sin la ayuda del hombre, o como ya expresé, a pesar de la intervención del hombre?"
(Volver a lo Natural) del autor.

Por ultimo, el control biológico puede acarrear algún riesgo, pero prefiero mil veces el control biológico al control químico.

Ref.:

RESISTENCIA DE LAS ABEJAS A LAS ENFERMEDADES (Mecanismos biológicos de defensa sanitaria de la colmena) Antonio G. Pajuelo.- Consultores Apícolas.- Sant Miquel, 14.- 12004 Castellón, España

Este sitio usa cookies para facilitar la navegación. Sin seguimiento comercial :-)