Imprimir

 

 

Mil consejos de cómo matar una amiga
Mis amigas las hormigas, tan vapuleadas y tan útiles para el apicultor

Orlando Valega
Productor apícola de Apícola Don Guillermo
Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

A pesar de que pocos apicultores tuvieron realmente problemas con las hormigas, la consideran un enemigo de las abejas y se han probado todo tipo de métodos para eliminarlas. El solo hecho de encontrar un nido de hormigas “Arará” sobre la entre-tapa causa pavor en casi cualquier apicultor, pero la hormiga no le ha causado daño, y si la abeja no la saca de la colmena es porque le es útil o al menos, no la perjudica. La cuestión es que todo apicultor cuando ve una hormiga lo primero que hace es buscar un método para exterminarla. Se utiliza desde un soplete hasta un Oso Hormiguero. Veamos algunos consejos comunes para destruir las hormigas.

Las hormigas son insectos sociales al igual que las abejas, avispas y termites. Muchas especies viven asociadas a plantas, pulgones, hongos, escarabajos, orugas, abejas y entre sí, compartiendo en perfecta armonía el alimento, cobijo, espacio, etc.
Uno de los ejemplos clásicos de mutualismo, del cual no podría faltar si se habla de hormigas, es el que existe en géneros de algunas hormigas (Crematogaster) y las acacias. Estos últimos son árboles que presentan llamativas adaptaciones en pos de las hormigas, como, proveerles refugio en orificios de sus espinas o alimento como el néctar segregado por glándulas de sus hojas, a cambio las hormigas le ofrecen su lealtad incondicional, siendo feroces defensoras de su hospedero, atacando en hordas a los intrusos ya sean grandes herbívoros o glotonas orugas, incluso se ha visto que algunas colonias atacan plantas vecinas a las acacias para evitarle la competencia. Se han hecho estudios en los que se ha demostrado que acacias sin hormigas crecen muy lentamente y se encuentran altamente parasitadas. Insectarium Virtual, Las Hormigas por: “Jose Montalva” .

La hormiga negra podadora, (a no confundir con la “Arará”) con las hojas que recolecta y lleva a su nido subterráneo, cultiva un hongo que después le sirve de alimento.

Hay hormigas que consumen semillas y las distribuyen y siembran en lugares fértiles para cultivar sus plantas y así tener comida.

Otro de los ejemplos de mutualismo que las hormigas han adoptado con el fin de proveerse alimento, es una singular asociación ínter específica, entre hormigas Argentina (Linepithema humilis) y pulgones. Los pulgones producen un excremento azucarado llamado melaza, del cual las hormigas se alimentan. De hecho cuando estas estimulan el ano del pulgón con sus antenas, este suelta la melaza, a cambio la hormiga le da protección, defendiéndolos de sus enemigos naturales (chinitas, micros himenópteros, etc.) también a veces los albergan en sus nidos y les ayudan en la crianza de la progenie, incluso se ha visto que las hormigas transportan a los pulgones a plantas más vigorosas (en donde ellos puedan alimentarse mejor y por consiguiente generar más melaza) cuando la planta actual ya se ve muy deteriorada.

La hormiga Argentina es amante de las zonas húmedas o muy húmedas y temperaturas medias, no dándose bien en las zonas de climas extremos: secas o muy secas y/o de muy elevadas temperaturas o muy bajas.

Dieta

Es omnívora en sentido amplio, aprovechando casi cualquier fuente de alimento disponible. En las hormigas las obreras se alimentan fundamentalmente de hidratos de carbono que le proporcionan la energía necesaria, mientras que las reinas y larvas lo hacen principalmente de proteínas para poner huevos y poder desarrollarse respectivamente (Hölldobler & Wilson 1990).Tienden a explotar las colonias de áfidos y homópteros. En la Península Ibérica se la ha descrito explotando a unas 40 especies diferentes de áfidos (Gómez, K, datos no publicados), si bien no desprecian restos de insectos, semillas u otros animales. Al contrario que para la mayoría de las especies de hormigas, se ha observado la presencia de reinas forrajeando entre las obreras (Swoboda & Miller 2003).Las proteínas las obtienen principalmente de insectos, larvas de otras especies de hormigas y otros artrópodos y en general cualquier fuente de este tipo de nutrientes, incluido carroña de mamíferos y aves. El 99% de la comida que penetra en los nidos de hormiga Argentina lo hace en forma líquida (Markin 1970).

La hormiga Arará también llamada hormiga ganadera, es melívora y cuida de los pulgones y otros áfidos y cóccidos como se cuida al ganado para aprovechar el líquido meloso que excretan estimuladas con las antenas de las hormigas. Conviven con las abejas ubicándose en la entre-tapa o en las paredes internas de las alzas cerca del nido de la colonia, del que aprovechan de su calor, humedad y por que no, de la hospitalidad de la colmena que podría proporcionar néctar a las hormigas.

La hormiga Arará pertenece a la familia Formicidae, su nombre científico es Camponotus sp. Y es conocida como hormiga Arará o Araraa, hormiga carpintera, hormiga de la madera, hormiga meona, hormiga ganadera, en EEUU Carpenter Ant.

La especie que predomina a nivel urbano en Argentina Es Camponotus Mus Roger, las obreras llegan a medir hasta 9 mm, la cabeza y el tórax son de color negro, y el abdomen aterciopelado pardo amarillento debido a la presencia de pelos, el pecíolo que une el tórax con el abdomen es de un solo segmento. Hacen sus nidos en la madera podrida, no destruyen la madera buena y anidan en los montes naturales, cultivados o en las maderas podridas de las viviendas.

Se alimenta de una dieta variada que incluye exudados dulces de las plantas, secreciones melosas que excretan algunos homópteros, áfidos y cóccidos. Insectos muertos, frutas en especial cítricos, carnes, grasas, en especial dulces. Jugos que excretan ciertas orugas de mariposas que las hormigas llevan al hormiguero.

Después de haber sido fecundadas por primera vez las jóvenes reinas se desprenden de las alas y forman un nuevo hormiguero en la que empiezan a poner huevos.

Forman colonias numerosas constituidas por un gran número de obreras que se caracterizan por tener movimientos rápidos y un andar nervioso y cortado.

Pueden crear colonias satélites que se ubican en otro lugar apartado del nido principal Estas colonias satélites no tienen reina, se organizan con obreras que llevan algunos huevos y pupas. Los huevos son blancos y los capullos de las pupas de un color crema. Estas colonias satélites son las que anidan en las entre-tapas de las colmenas.

La hormiga arará tiene mayor actividad de noche.

En cierta ocasión encontré un núcleo que compartía la mitad del espacio con un nido de hormigas “Arará”, ambos aportaban calor y humedad. La pequeña colmenita no hubiera subsistido de no ser por la ayuda del tibio nido de la hormiga. Es muy probable que tengan algún tipo de asociación mas específica con las abejas.

Con la colonia de abejas conviven en perfecta armonía otros animalitos; arañitas, ranitas, cucarachas, sin molestarse en lo mas mínimo entre ellos.

Mi padre colocó siempre las colmenas sobre caballetes y nosotros, -mi hijo y yo- colocábamos a las colmenas también sobre caballetes, pero después de tener que levantar del suelo a las colmenas en infinidad de veces por diversas causas, resolvimos colocarlas mas cerca del piso, sobre tarimas, o rollos de palo de unos 20 cm de diámetro, simplemente sobre listones, en fin, sobre lo que sea, cuestión que se las proteja de la humedad del suelo.

Ya sé, usted está pensando en las hormigas, mis grandes amigas tan vapuleadas y tan útiles para el apicultor. Usted que lee este artículo, ¿se acuerda de cuantas veces perdió colmenas por culpa de las hormigas?. Yo si me acuerdo cuantas veces perdí colmenas por haberse volteado ya sea por el viento, la lluvia, el ñandú o los de dos patas, o por haberse partido el caballete por el peso de las colmenas. ¿Y las hormigas?. Las veces que perdí alguna colmena por las hormigas fueron las coloradas chicas y agresivas o por una especie de hormigas cabezonas que riegan con ácido fórmico para defenderse. En todos los casos fueron colmenas venidas a menos. Jamás perdí una colmena fuerte por ataque de las hormigas. Mi padre me cuenta que hace muchos años trajo unas colmenas de raza Italiana a Corrientes que no se adaptaron a la agresividad del clima. En invierno para evitar que se les murieran, las alimentó con jarabe de azúcar bastante líquido, se le volcó bastante por el piso de las colmenas, lo que atrajo a las hormigas Argentinas, que se hicieron cargo del jarabe y de las abejas, perdió a las colmenitas que de todas maneras las hubiera perdido por inanición. ¿Por que digo que las hormigas son mis amigas?. Aquí en Corrientes en zona de forestaciones de eucalipto hay muchísimas hormigas Arará que conviven en manifiesta armonía con las colmenas. Grandes nidos de Arará cobijadas en la entre-tapa comparten con colonias fuertes de abejas. Las abejas no las espantan, y las hormigas no atacan a la abeja. Es evidente que son aliadas y no enemigas. Es muy probable que las hormigas sean en partes responsables de la ausencia de varroa en mis colmenas. Hace unos años un especialista de Entre Ríos, el Señor Pedro Miguel Fernández, me comentó de la importancia del ácido fórmico en el control de la varroa y hoy día, es común el uso de ácido fórmico en el tratamiento de las colmenas contra varroa, ácido fórmico que a mí, parece que las hormigas me lo regalan y distribuyen en la colmena. Es cierto que las hormigas son de mal carácter y en ciertos días cuando molestamos sus nidos al revisar la colmena se ponen un poco agresivas con algunas abejas a las que les tiran algunos tarascones y hasta matan algunas pocas, pero eso no puede ser considerado un predador, las abejas se atacan entre ellas al pillar y se matan en mayor numero que por el mordisco de alguna hormiga. Es cierto que resulta algo incomodo retirar la entre-tapa y que es mejor utilizar el techo americano sin entre-tapa para evitar molestar a las hormigas y que estas molesten al apicultor.

** Jorge Palta comentó en el Foro Apícola
1) La negra panza blanca, anida en entretapas, aunque es mejor el techo americano por otras razones. Solo es una molestia al sacar el techo, pero no afecta a la familia de abejas. sean fuertes o no.
2) La hormiga negra común es principalmente "vegetariana", no afecta ni ataca a las colmenas, a menos que estén vacías y con miel o con restos de cuadros extractados, se llevan miel y cera, pero no atacan a colmenas con abejas.
3) La hormiga Argentina, es la colorada mas chiquita y de caminar veloz. ATACA a la colmena sea enferma o sana y sea fuerte o débil, ya que siempre gana por su gran cantidad de obreras atacantes. Inicialmente suelen esconderse en las celdas y pican a las obreras cuando estas meten su cabeza, provocando convulsiones. Terminan expulsando a las colmenas sean fuertes o débiles, sanas o enfermas. Por eso es necesario usar caballetes. En esta zona de Bahía Blanca. Bs As hay lugares donde abundan y son terribles. Donde hay hormigas negras o panza blanca NO HAY hormigas argentinas, por eso es mejor no combatir a dichas hormigas.

Este sitio usa cookies para facilitar la navegación. Sin seguimiento comercial :-)